Jueves 30 de Marzo de 2017 - 11:37hs. - República Argentina Edición # 1630


CYNTHIA GARCÍA: “CREO QUE NO TENEMOS QUE SUBESTIMAR AL RECEPTOR”

La Facultad de Periodismo y Comunicación social realizó la jornada “¿Hay un fusilado que vive?” para debatir en torno al “periodismo de investigación entre la agenda de los medios y la agenda de los pueblos.” En ese marco la periodista Cynthia García, en diálogo exclusivo con P&M, reflexionó acerca de cómo transmitir un periodismo que de cuenta de la complejidad de la realidad cuando la fugacidad y brevedad parecieran imperar en el ámbito de lo público:


Por Manuela Irianni

(Fuente: Política&Medios)

- Yo soy contraria a rechazar la complejidad, me parece que hay que ser creativos y en todo caso multimediáticos, en este sentido: escribís una nota extensa, hacés un programa de radio bien producido, y después en twitter lo simplificás, pero haciendo alusión a esos medios donde está la versión elaborada. Porque sino corremos el riesgo de banalizar, de simplificar todo. Lo que los periodistas no podemos perder es el contexto, que a veces es complejo y entonces hay que entrarle a esa complejidad, en todo caso hay que deconstruirla. El esfuerzo lo tiene que hacer uno, de capacitarse, de leer, de aprender, optimizar los recursos que tenemos a nuestro alcance para que el discurso sea comprensible. Lo complejo hacerlo comprensible, pero no renunciar ni a la complejidad ni al contexto.

Cynthia repasó su forma de trabajo e hizo alusión a la importancia de crear con el receptor un ida y vuelta y afirmó: “Yo creo que no tenemos que subestimar al receptor de la emisión y me parece que eso es lo que tiene de interesante la mística de este tiempo político: que no hay una subestimación.”

Por último, en la misma línea, la periodista se refirió al discurso de Cristina Kirchner en la apertura de las sesiones ordinarias, en que la primera mandataria optó por un discurso complejo e interesante a su vez:

- El 1 de marzo te puedo asegurar que la gente, los jóvenes, los chicos, los grandes, los viejos, estaban todos atentos al discurso. Porque también hay que encontrarle lo atractivo a la narrativa. Lo que tiene Cristina es que es una oradora descomunal, más allá de la estadista que es, entonces su narrativa es interesante. Me parece que hay que apelar a eso. ¿Macri qué hizo? Leyó 25 minutos donde el eje era la bicisenda. Cristina habló de todo el entramado geopolítico actual, así como habló del sistema previsional y de salud, pero en un momento dijo “A mi me bajan los cartelitos de la AMIA.” Ahí hay una narrativa de la vehemencia y de la tensión con la que es imposible no prestar atención, porque combina no solo datos y cifras sino este discurso político vehemente, con redobles de apuestas discursivas. Entonces eso es muy atractivo narrativamente. Me parece para sintetizar que no hay que subestimar la recepción del mensaje, y en ocasiones la repetición puede funcionar como un buen recurso. Los periodistas a veces rehusamos repetir, pero este ejercicio puede ayudar a la comprensión.

Para finalizar García contextualizó este momento en que el periodismo se debe la obligación de no simplificar en desmedro de una realidad compleja y cruzada por múltiples variables:

- Yo creo que la sociedad argentina, y esto es un logro del peronismo, tiene una base de comprensión alta. Lo que quiso hacer la década del 90’ fue achatarla. Lo que hizo la dictadura fue también achatarla para que no se hablara de política porque esta según ellos era una mala palabra, y los políticos corruptos, así llegamos al “que se vayan todos”. Eso se desgató y debajo de eso había una sociedad politizada que quiere discutir política. Hacia ahí tenemos que profundizar.