Viernes 23 de Junio de 2017 - 07:22hs. - República Argentina Edición # 1715


Militantes de toda América del Sur elaboran propuestas para elevar a la Cumbre de Presidentes

Con la participación de militantes sociales y políticos de países de América del Sur y de las provincias argentinas, se desarrolló este jueves en Paraná la primera jornada de la Cumbre Social del Mercosur, previa a la Cumbre de Presidentes que tendrá lugar en la ciudad la semana que viene. Del encuentro y el debate surgirán propuestas que se elevarán a los mandatarios y a los órganos del bloque regional.


(Diario Junio) Las actividades se desarrollaron en la emblemática Escuela Hogar Eva Perón, que estuvo colmada en todos sus espacios, en los que primaron el clima de encuentro militante y los colores de las banderas de los países del Mercosur. El acto de apertura tuvo lugar al mediodía y luego se desarrolló el trabajo en comisiones. Las conclusiones dieron forma a la parte declarativa del documento final de la cumbre.

Los discursos más fuertes

Luis D’Elía, presidente de la Federación Tierra y Vivienda y líder del partido Miles, fue la figura más convocante de la Cumbre Social. Desde su ingreso al predio recibió el abrazo de la militancia y respondió cientos de saludos. Su discurso, junto a los del diputado nacional Edgardo Depetris y del ministro entrerriano Pedro Báez aportaron el contenido político a la apertura. Los dos últimos, y también el diputado Solanas, hicieron mención a la precandidatura del gobernador Sergio Urribarri a la Presidencia de la Nación.

“En los ’90, en medio de la hegemonía neoliberal conservadora, a esto lo hacíamos como contracumbre, para enfrentar a los gobernantes de entonces, como alternativa de lucha contra el modelo devastador que nos humilló hasta el paroxismo. Cómo han cambiado los tiempos que hoy a las cumbres las hacemos para bancar a los presidentes, a la integración y a este proyecto nacional, popular, democrático y profundamente latinoamericano”, arrancó D’Elía.

Luego se refirió a Paraná y a Entre Ríos “tan caras a los sentimientos federales” y comparó: “Qué lejos quedó esta provincia de aquella primera medida de Néstor Kirchner como presidente, que hace 11 años apenas asumió tuvo que venir a pagar los sueldos de los docentes”.

El dirigente pidió a la militancia “reflexionar sobre tópicos clave de la integración, porque así como muchos países se construyeron mirando a Europa, hoy hay quienes quieren construir la integración latinoamericana mirando a Europa, donde los más poderosos consiguieron por la vía financiera lo que antes no consiguieron por la vía de la guerra. No queremos esa integración –advirtió-, sino la de Ayacucho, la que nos hizo libres y nos constituyó como pueblos hermanos”.

Edgardo Depetris, diputado nacional surgido de los movimientos sociales, expresó a su turno “el orgullo por esta cumbre que constituye un puente con aquellas luchas libertarias de nuestros próceres y nuestros pueblos en contra de las políticas neoliberales que inauguró la dictadura militar y un puente con las luchas por memoria, verdad y justicia”.

“Nos dan orgullo los gobiernos que se ofrecen al mundo como una opción diferente. Mientras Estados Unidos sigue invadiendo países, siempre en defensa de intereses económicos, acá estamos demostrando como se crece generando empleo, achicando desigualdades, construyendo patria”, definió luego.

Sobre el final de su discurso, bregó por “no tener dudas de que, como Dilma Rousseff en Brasil, Tabaré Vázquez en Uruguay y Evo Morales en Bolivia, en Argentina Cristina Fernández de Kirchner le va a poner la banda presidencial a otro compañero kirchnerista y quién dice que por ahí no sea un entrerriano el que nos represente”, dijo, en alusión a la precandidatura del gobernador Urribarri.

En el mismo sentido se expresó el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez: “Hemos visto en estos días que Chile, Bolivia, Brasil, Uruguay, han ratificado el rumbo. Seguro los argentinos también vamos a ratificar el rumbo con nuestra presidenta a la cabeza y nuestro gobernador cumpliendo un rol fundamental”.

Báez rescató en su discurso un pensamiento de Manuel Ugarte: “No hay nada más peligroso que los cambios hechos por la mitad porque los sectores poderosos advierten enseguida que van a perder privilegios y reaccionan más rápidamente que los sectores populares beneficiarios de esos cambios. Ese razonamiento nos indica que tenemos un solo camino: profundizar los cambios”, reflexionó.

Luego, valoró a los presidentes “que vienen de una tradición de luchas revolucionarias y de movimientos populares, que han llevado adelante políticas públicas que dan respuestas a las demandas históricas de nuestros pueblos” y llamó a “persistir y ser exitosos en este camino porque es la única forma de contener las apetencias desmedidas del poder dominante”.

Después de mencionar indicadores que grafican “un crecimiento exponencial” de la región, Báez señaló: “Hemos tenido éxito en la organización del poder político, para llegar al gobierno y para mantener a raya al poder económico”. Y llamó a “profundizar ese rumbo porque la región tiene todavía un largo trecho que recorrer para salir de ese lugar de meros proveedores de materia prima”.

“Ese proceso requiere necesariamente entender que el enemigo acecha y busca los huecos para ver cómo desarrolla sus estrategias destituyentes y no lo vamos a derrotar si no somos capaces de construir un movimiento popular, político, con la fuerza necesaria, para que contenga a los gobiernos y a los pueblos de la región. Ese es uno de los principales gritos de exigencia de la Patria Grande”, concluyó.

Debate y propuestas

Oscar Laborde, coordinador del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil que nuclea a más de 1.200 organizaciones sociales divididas en 23 comisiones temáticas, explicó la mecánica de trabajo. Las Cumbres Sociales del Mercosur funcionan desde 2006 y en el encuentro de Brasilia de 2012 fueron admitidas como parte integrante de las Cumbres de Presidentes que se realizan cada semestre.

La de Paraná es la edición número 17, bajo el lema “Más participación social para profundizar nuestra integración”. Las distintas comisiones trabajaron en formato de talleres de reflexión y debate político en las aulas de la Escuela Hogar sobre temas como el contexto actual del proceso de integración, la integración productiva, la economía social, la ciudadanía regional, la soberanía política y la independencia económica. El producto de esa labor dio forma a la parte declarativa del documento de la Cumbre Social, que se completará este viernes con la sección de propuestas.

Por la noche, la alegría militante por la magnitud y el espíritu del histórico acontecimiento que se expresó durante toda la jornada, fue lo saliente de una peña popular latinoamericana de la que participó la agrupación paranaense Combo Mutante y otros músicos de la región.

Este viernes a las 9 comenzará el trabajo en grupos por áreas temáticas. Se trabajará acerca de derechos humanos, participación social, desarrollo sustentable, seguridad alimentaria y comunicación social. Desde las 15, en plenario, se expondrán las conclusiones y se dará lectura a la Declaración de la Cumbre Social. El acto de cierre está previsto para las 17, con la presencia de importantes dirigentes políticos del país y la región.

El documento final será el material que se elevará a los presidentes de los países del bloque, que así recepcionarán la voz, las propuestas y las ideas de los movimientos políticos y sociales para su posterior análisis.

Néstor y Chávez, presentes

Las palabras de bienvenida de la apertura de la cumbre estuvieron a cargo de la intendenta de Paraná, Blanca Osuna, quien expresó “el orgullo de ser anfitriones de estos días intensos que vamos a compartir desde hoy y hasta la culminación de la Cumbre de Presidentes”. Valoró luego “el compromiso, el debate y la producción de ideas” puestos de manifiesto por los militantes presentes. “Que la declaración final que va a llegar a manos de los presidentes transmita el coraje que tenemos y que seguimos necesitando para dar la batalla contra las corporaciones y para plantar bien alta la bandera soberana”, instó la presidenta municipal de la ciudad anfitriona.

También Lucas Serna, secretario de Relaciones Institucionales de la Cancillería argentina brindó un mensaje acerca de la significación del evento y destacó la prioridad que, en materia de política internacional, da el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner a la integración regional y a la profundización del Mercosur.

El diputado nacional por Entre Ríos Julio Solanas despertó el aplauso y los cánticos en el auditorio pidiendo un homenaje a Néstor Kirchner y Hugo Chávez, a quienes definió como “presidentes del Mercosur que hoy están entre nosotros, aunque no estén físicamente”. También reivindicó el rol de los movimientos sociales, pidió por “una agenda permanente para trabajar con fervor en la defensa de cada logro conseguido” y manifestó su aspiración a que “el sucesor de Cristina sea Urribarri, para seguir uniendo a Latinoamérica”.

Federico Gomensoro, responsable del punto focal uruguayo de la iniciativa Somos Mercosur, a su turno se refirió a la cumbre como “una convocatoria que tiene mucho que ver con el sueño de Artigas” y señaló: “La integración nos viene de muy lejos y, si bien triunfaron los intereses del imperio y las oligarquías, siempre nos imaginamos recreando espacios de hermandad”.

Entre otras autoridades, participaron del acto el secretario de la Cámara de Senadores, Mauro Urribarri; el asesor para la Participación Social en el Ámbito Internacional de la Cancillería argentina, Federico Martelli; el director de la Casa Patria Grande Néstor Kirchner, Pablo Vilas; y el diputado nacional Lautaro Gervasoni.